Al otro lado de la puerta. La salvación (del alma) en el Renacimiento
Conferencias y Debates

Al otro lado de la puerta. La salvación (del alma) en el Renacimiento

La pintura del Renacimiento abrió una ventana en los muros de las capillas florentinas. Con la invención de la perspectiva, lo que se veía a través de esa ventana era un espacio pintado que simulaba la prolongación del espacio real. La imagen respondía así a las mismas leyes ópticas que el mundo natural, y la luz del sol que entraba en la iglesia iluminaba tanto a la figura pintada como al espectador. Los cuerpos de ambos proyectaban sombra: uno en el suelo de la capilla, el otro en el interior de la imagen. Paralelamente, la pintura al óleo desarrollada en Flandes permitió que el objeto representado tuviera el brillo y la textura, es decir, la apariencia de un objeto real. Se abría así, entre la imagen y el mundo natural, un paso de continuidad visual. ¿Cómo afectó esto a la imagen sagrada? ¿Qué le ocurrió a la divinidad al verse atrapada en las leyes de la óptica humana? ¿Cuánto tardó el hombre del Renacimiento en querer convertir esa ventana abierta en una puerta?

A cargo del arquitecto Miguel del Pozo, licenciado en Arquitectura por la Universidad Politécnica de Cataluña y en Historia del Arte por la Universidad de Barcelona.

Horarios

Miércoles 9 de diciembre, a las 19 h

Colabora

Fundación Amigos del Museo del Prado

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...